Una dolorosa cimarra

Resultado de imagen para lagartija verde

Esa noche, Verdecita soñó  que había realizado la tarea de matemática; pero al desayuno apenas comió pues no sabía cómo solucionar el problema.

Lavó sus dientes y se despidió. Mas,  no siguió la ruta acostumbrada. Se escondió entre las ramas del romero y se durmió.

Un dolor  agudo la despertó. Una  tijera de podar había cortado su cola.

Justo, mamá  Lagartijazul andaba cerca y la descubrió.

_¡Hija!   ¿Qué te ocurre?

A Verdecita  le resultó más doloroso reconocer  su falta, que mostrar la cola cercenada.

Sin un reproche mamá  la abrazó largamente. La envolvió en hojas de matico y la acostó.

Cimarra: hacer novillos alguien, especialmente un escolar

loc. verb. coloq. Dejar de asistir a alguna parte contra lo debido o acostumbrado.

(Cuento breve para ejercitar lectura y comprensión con niños entre siete a ocho años.)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s