Tarde de otoño

dsc02970

En calma llegó la tarde.

dibujando sombras

alargadas sobre

los surcos café oscuro

de la tierra sembrada.

Los pajarillos buscaron

el regreso a sus nidos,

el horizonte se vistió

de cálido naranja,

los árboles divisaron

brillo de estrellas,

la oscuridad trajo

un abrazo helado.

Atento el silencio,

cauto y paciente,

espera ver en la cerca

la silueta de la lechuza

que cada anochecer

viene a iluminarla

con sus plumas blancas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s