Pastelero a tus pasteles

greatthrush

Su corazón parecía una bomba a punto de estallar; apenas respiraba. Se elevaba realizando grandes círculos imitando los ágiles desplazamientos de una golondrina, intentando coger al vuelo zancudos y mosquitos, pero la tarea resultaba demasiado complicada para el zorzalillo. Su cuerpo era incapaz de ascender y girar todo lo rápido que deseaba.

_Esto no va conmigo _pensó, además el aire me impide oír el zumbido de los mosquitos.

Con esfuerzo atrapó un par de moscas desprevenidas, pero soñaba con una jugosa lombriz.

_ Pastelero a tus pasteles _dijo resignado, quedándose bajo un canelo para recuperar el aliento y la compostura.

(Breve historia en cien palabras para ejercitar lectura y comprensión en niños de entre siete a ocho años.)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s