Sonriendo en la alborada

avell¡Ah, si las vierais!

Cómo brillan en las mañanas

sus verde oscuras hojas,

lisas, suaves, mojadas,

destilando la niebla

que les empapó la cara.

¡Ah, si las tocarais!

Serían besos frescos

cubiertos de rayos claros,

curvas, tersas, luminosas,

jugueteando con la luz

del sol que las acicala.

¡Ah! Si supierais

de quién estoy hablando

vendríais muy temprano

a libar su poesía regalada,

a embelesaros con las hojas

de los fuertes avellanos

sonriendo en la alborada,

mientras el sol ahuyenta

la inestable bruma

disgregándose

en la fría mañana.

8 comentarios en “Sonriendo en la alborada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s