Incomprendido

217

Un pececillo rojo observaba sombras en el fondo del estanque,  tan inmóvil que parecía dormido.

Sin embargo, de pronto saltó fuera del agua atrapando un zancudo. Los enojados amigos del zancudo formaron una amenazante nubecilla zumbadora; inspiraron profundamente y se introdujeron al agua en picado para castigar al asustado pececillo que se refugió bajo las piedras. Pero las trompas de los zancudos chocaron en las rocas resultando adoloridas e inflamadas.

Sintiéndose culpable el pececillo recolectó algas para aliviar la hinchazón, llevándolas  dificultosamente  hasta la orilla.

Sin embargo, los furiosos zancudos  picáronlo  tanto que no pudo escapar, ni volver a sumergirse.

(Breve historia en cien palabras para ejercitar lectura y comprensión en niños de entre siete a ocho años. A veces el enojo nos nubla la razón y nos vuelve vengativos. Un buen tema para analizar con los niños.)

12 comentarios en “Incomprendido

  1. Magnífica lección que a mí particularmente me sirve. Imagina recibes daño y luego te clavan una traición letal por la espalda… La vida misma en un bello cuento, que yo seré una niña, supongo, jajaja, pero que me encanta. Mi admiración, linda. Besos a tu alma.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s