Ímpetu y desidia

impetuDemasiado tarde

ha despertado el viento

todo untado de prisa

ha dejado de ser aire

para disfrazarse

de impetuoso río

arrollador de hojas

pálidas y adormecidas.

Ha roto el silencio

del melancólico día

cosechando estrépitos

ha forzado goznes

herrumbrosos y deformes.

Invade el paisaje

su avasallador sonido

de agua loca y fría

embistiendo piedras

arrastrando arenas

gruesas y antiguas.

Oscuros nubarrones

de súbito lo espantan

asciende laderas

repintado se esfuma

con la misma prisa.

Una enorme calma

baja, se posa, aplasta,

demuda el rural día

en la quieta espera

de las sombras

ruedan las horas

con desidia.

24 comentarios en “Ímpetu y desidia

    1. Sin duda que el paisaje en sí mismo es hermoso y la apreciación cambiará dependiendo de la estación y del ánimo. Cada día agradezco poder tenerlo junto a mí regalándome no sólo su belleza, sino también, mucho aire puro, espacio, sonidos agradables, paz y armonía. Cuando el cielo permanece cubierto y lluvioso durante semanas suele interferir el ánimo; felizmente nada es eterno.
      ¡Gracias María por tus visitas y comentarios!
      ¡Besos!

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s