Sueños de un cazador frustrado

dsc_3718A sus atentas orejas llegó claramente el rápido escarbar de un conejo, pero la niebla nocturna le impedía ver.

¡Ahora otro! ¡Otro más!

Rex empujó la reja inútilmente. Desesperado excavó con frenesí bajo la base hasta pasar dificultosamente por la estrecha abertura.

Corrió en dirección al ruido; mas, ¡ni señas del conejo!

Corrió una y muchas veces…

La aurora lo sorprendió agotado, sediento y frustrado. Se introdujo nuevamente por la excavación; y ahí mismo, atascado, se durmió.

Soñó dejando su trofeo a los pies del amo, sintiendo la caricia de sus manos mientras su rabo dibujaba sonrisas en el aire.

Breve y sencilla historia en cien palabras para ejercitar lectura y comprensión en niños de entre siete a ocho años.

18 comentarios en “Sueños de un cazador frustrado

    1. ¡Qué mal lo pasaríamos si no fuese gratis! ¿Verdad? Aparte de demostrar sus habilidades de cazador, lo que más lo ilusionaba era hacer feliz a su amo, sin embargo no lo logró. No siempre resulta fácil hacer los sueños realidad. Tendrá que perseverar.
      ¡Me alegra que te haya gustado, Antonio! Tanto como la luz del sol en esta mañana, pues hemos tenido muchos días con viento y lluvia. Ya avisan que volverá el domingo… 😥
      ¡Abrazos!! 😄 😄 😄

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s