Protesta

nocturiamortalityratesca071_1024064

_Mi amooor…, ¿vienes luego? _gritó él. El cambio de tono le recordó que era viernes. La solicitud durante la cena y el esmero por agradarla habían sido evidentes. _Este huevito quiere sal ­_pensó; pero estaba harta de horarios, reglas e imposiciones. _¿Te falta muuucho…? _insistió él; mas, no contestó. Abrió el grifo de la ducha; se acomodó sobre “el trono” y mirando las venas de sus manos dejó que el sueño la sedujera.

Palabras reto diciembre: tono, venas, contestó.

Esta es mi participación del mes de diciembre en el Reto 5 líneas del blog  de adellabrac

Anuncios

¡Feliz Navidad!

 

menta

Lejos, muy lejos, ajena al bullicio y los brillos de la ciudad; sencilla, libre, junto al agua de la vertiente crece la perfumada menta negra de la imagen que os comparto, para desearles una muy ¡Feliz Navidad!, y decirles a todos quienes visitan mi espacio lo mucho que los aprecio y agradezco sus visitas.

¡Que los lazos de amor se fortalezcan y la risa de los niños os llene de felicidad!

¡Un enorme, agradecido y afectuoso abrazo para todos!

 

Análisis de conciencia

Un excelentísimo relato de Ángel, como todo lo que he leído de él. Lo más probable es que esté entre los mejores alumnos del taller de escritura. Os invito a visitar su blog y comprobarán que así es.

Diario del Hombre Topo

Mi vecina es puta. No es prostituta, ni chica de compañía, ni tonterías por el estilo: puta; y cualquier término que use para suavizar su situación solo servirá para proteger mi propia conciencia miserable. Mi vecina es puta y ayer la vi desde mi cocina, un piso más abajo de la suya, sentada en el alfeizar de la ventana dispuesta a saltar, harta de ser tratada como un trozo de carne por el resto de la gente. Porque eso es lo que es para todos nosotros: un trozo de carne sin sentimientos ni derechos que una piara de bestias alquila por un precio ridículo para liberar sus instintos más bajos en cualquiera de los tres agujeros que están disponibles en su cuerpo.

Era noche cerrada, pasaban más de las dos de la madrugada y éramos los únicos que estábamos despiertos en todo el edificio. Al ver luz en el patio…

Ver la entrada original 863 palabras más