Demoledor regreso

 

telc3a9fono-perdido

¡Qué extraño! Aún sin bajarse del auto observó que la puerta continuaba cerrada… Nadie asomó…  Los perros rehuyeron su presencia. Un destello sobre el pasto llamó su atención… ¡Era un móvil! ¡Sí! ¡El de ella!

Ingresó a la casa llamándola, pero el silencio devolvió sus palabras.

De vuelta, afuera, la angustia urgía sus pasos. De golpe resonó en su memoria el recuerdo de haber oído aquellos comentarios: _El perro nuevo tiene una fuerza extraordinaria… Es incontrolable, desobediente, se lanza sobre mi espalda… Es extraño, no consigo quererlo…Le temo, no puedo evitarlo…

Encontró jirones de ropa ensangrentada… Mucho más allá su cuerpo bocabajo…  ¡Sangre…, sangre tiñendo el pasto…!  Arañazos, mordeduras, piernas y brazos despedazados. Giró el cuerpo… ¡Horror! Su rostro no era tal… Un hilillo rojo aún manaba de ese espigado cuello largo que tanto amaba…

(Hace unas semanas, en algún punto del país, encontraron a un señor que vivía solo en el campo, despedazado por sus propios perros. Luego se supo, que murió en forma natural y después sucedió lo que nos contaron a través de las noticias. Ahí recordé que tenía escrita esta historia parecida.)

44 comentarios en “Demoledor regreso

  1. También en Madrid hemos tenido recientemente un caso dramático: en esta ocasión la pobre abuela fue mordida mortalmente por el perro de su nieto. Me encantan los perros (tengo dos), pero creo que es necesario conocerlos y no olvidar que, por mucho que los queramos, son animales. Nuestro «Botón» que siempre ha sido un cielo con los niños, se ha vuelto con la edad y el reuma mucho más gruñón. Si se tratase de un humano y sintiese dolor, probablemente la cosa no pasaría de un grito acompañado de una palabra mal sonante. Nuestro perro echa ahora los dientes para indicar que no quiere que le acaricies en determinadas partes porque le duelen los huesos y eso nos obliga a estar muy pendientes cuando hay niños cerca. Estoy de acuerdo con Claudia, Sari, no es conveniente estar con un perro al que temes. Un beso, guapetona.

    Le gusta a 2 personas

    1. No te preocupes, Dis. Hemos tomado algunas medidas para evitarnos problemas.
      Y concuerdo absolutamente, que por más que les querramos y mimemos, siguen siendo animales. Así me lo recordó mi perrita regalona, la Chispita; que cuando le daba comida, confundió mi mano con la intromisión de un gato(tengo cinco pequeñajos y les tiene mala porque invaden su espacio), y me dio un mordisco sin consecuencias, menos mal…
      ¡Un fuerte abrazo, Dis!

      Le gusta a 2 personas

    1. Por aquí muy agradada con las mañanas menos frías, temperaturas más altas, pero no terribles y días más largos, respecto de las horas luz. En consecuencia, con bastante vida fuera de la casa. El buen tiempo invita a realizar actividades afuera, sintiendo la brisa, observando y oyendo el vuelo de las golondrinas y demás pájaros. Ah, y enseguida que se acaba el día, gozando de la luminosa danza amorosa de las luciérnagas. No dura más de media hora ni muchos días; así que hay que estar atenta para no perder la oportunidad. Y de política, ¡ni me digas! Luego de la segunda vuelta presidencial, en diciembre, quedé con tremenda cola…no me pude sentar en semanas… Volverán a gobernar los partidos de derecha, los mismos que adoraban al tirano… Pero, bueno, es la realidad y hay que seguir viviendo… Fácil no le resultará: ofreció demasiado y los que lo prefirieron serán los primeros en pedirle cuentas. Por el bien del país y de todos, ojalá le vaya muy bien.
      Por estos días el gran tema de los medios informativos ha sido la visita del Papa, que llega en unas horas más y entre otras, visitará la ciudad que tengo más cerca: Temuco. Se decretó feriado para ese día (miércoles 17).
      Como buen gato de ciudad, imagino que el frío te obliga a permanecer cerca de las fuentes de calor, incluida Eva…, ¡je,je,je! ¡Cuídate Little y déjate querer!
      ¡Un gran abrazo!

      Le gusta a 1 persona

      1. Sari, perdona el poco caso, pero es que ademas de las complicaciones en el trabajo he tenido novedades en la familia: mi padre falleció en enero y he estado bastante alejado del mundo virtual desde entonces. A ver si retomo el blog poco a poco.
        Espero que te todo marche bien por ahí.
        Saluditos y suerte! 😉

        Le gusta a 1 persona

        1. ¡Querido Little! Nada tengo que perdonar. Por supuesto que te extrañaba y, como buen gato, te imaginaba muy cerca del calor de las estufas, para ignorar el frío invierno que tuvieron y la esquiva primavera de ahora.
          ¡Lamento mucho el dolor por la pérdida de tu padre! En la etapa que estuvieres viviendo, ¡siempre dolerá una ausencia! Felizmente tienes el amor y cobijo en tu propia familia. Comprendo absolutamente el haber estado alejado de este mundo bloguero y no resulta fácil volver. Pero, poco a poco, recuperarás tu paz interior para hacerlo.
          Por aquí, el sol no quiere dejarnos y parecemos en primavera. El pasto reseco por el verano a vuelto brotar. Amanece fresco, con un poco de frío, pero pasado el mediodía tenemos temperaturas de entre 19 a 21 grados.
          ¡Que todo vaya mejor para ti cada día!
          ¡Un abrazo grande y con mucho afecto!

          Le gusta a 1 persona

  2. ¡Ay, amigo; la historia y el frío reinante por ahí se confabularon para encogerte…! Pero era el objetivo: impactar. Y fíjate, que aún cuando me encanta el buen humor y soy amiga de las bromas, al momento de crear una historia no me salen los temas jocosos; como que siempre me aflora con más facilidad el drama.
    Que estés bien, Carlos. ¡Un gran abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  3. De vez en cuando se oyen noticias trágicas sobre los perros, aunque no siempre hay que echarles la culpa a ellos, La falta de atención por parte de los dueños, sobre todo con los niños, es una de las causas. A mi perra Yeni jamás la dejo sola con Iker, mi nieto, aunque se quieren con locura los dos ya le ha enseñado los dientes alguna vez, cuando ya está harta. Ellos no son racionales como nosotros.

    El relato me ha estremecido, no sé porqué cuando un perro mata nos produce más horror que cuando un hombre mata, cuando debería ser al contrario, el perro no razona, el hombre sí. Quizá sea la sensación de que el perro es fiel hasta la muerte, y lo es, pero también ellos se vuelven locos, o al menos eso pienso yo cuando un perro se rebela contra su dueño: que se ha vuelto loco…
    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  4. Ahora que lo dices, Estrella… ¡Sí! Nos produce tanto horror cuando es un perro el que mata; olvidándonos que por mucho que les queremos, mimemos y cuidemos, continúan siendo animales sin raciocinio, y en algún momento, por diferentes motivos, pueden reaccionar como tal y no como lo desearíamos, desde nuestra perspectiva humana.
    Agradezco mucho tu visita y comentario.
    ¡Un gran abrazo, Estrella!

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s