La vida persistió

sismo

Espantados vieron cómo el violento sismo agrietaba las paredes. Aterrados corrieron hacia la puerta principal. Estaba abierta; pero un montón de escombros impedía pasar: el balcón había sido el primero en caer. Inclemente, continuó sacudiéndose la tierra, acallando todo vestigio de vida. Al día siguiente, entre las ruinas, sentado bajo la gruesa cubierta de una mesa, el menor de la familia lloraba, abrazado a su perro.

Esta es mi participación de julio en el Reto 5 líneas del blog de Adella Brac

Palabras a incluir: balcón, sentado y menor.

21 comentarios en “La vida persistió

    1. ¡Hola, querida Julie! ¡Qué bueno que te ha gustado el micro! Las vacaciones de invierno me han mantenido alejada del blog; pero alcancé a participar en el reto.
      Seguro nunca olvidarás la angustia que habrás sufrido bajo esa mesa. Son momentos que se graban para siempre. Aquí en Chile, los terremotos nos han acompañado desde pequeños. Tenía yo nueve años cuando se produjo el de mayo de 1960 y fue una experiencia fuerte. No pude reingresar a mi casa hasta mucho tiempo después. No porque se hubiese venido abajo, sino por temor, a causa de la impresión que me produjo verla bambolearse (era de dos pisos), mientras permanecíamos en la calle, abrazados a nuestros padres. Era difícil sostenerse de pie. Pero, en fin. Nunca nos acostumbraremos a ellos, pero sabemos que en cualquier momento puede sobrevenir otro.
      Ya podré pasar por tu blog. En el móvil leí tu último poema y es ¡precioso!
      ¡Gracias por comentar! ¡Un gran abrazo!

      Le gusta a 1 persona

    1. Luego de un terremoto, por bastante tiempo, quedamos susceptibles ante el menor movimiento. Y las réplicas son constantes. Pero ya más adelante, nos olvidamos; hasta que la naturaleza vuelve a mostrar su poderío, de una u otra forma.
      ¡Un gran abrazo, Maria!
      😘😘😘😘😘

      Le gusta a 2 personas

  1. ¡Ohhh…, cuántas víctimas, Belita! Ojalá no se repitieran situaciones tan devastadoras y pudieran predecirse o, al menos, establecer y cumplir con estrictas normas de construcción para evitar tanta destrucción y muertes. Recordar y revivir momentos así sirve para estar alerta.
    ¡Un gran y fuerte abrazo, Belita!

    Le gusta a 2 personas

    1. Ya acumulo más de un terremoto y muchos temblores importantes en los años vividos. ¡Es una sensación fuerte y angustiante sentir que, lo que siempre te ha brindado seguridad, deja de dártela! Y en ese momento nada te la brinda. Durante el último terremoto, que fue de noche, las sacudidas eran tan violentas, que solo atiné a meterme bajo las tapas de la cama. E inmediatamente, nada funciona: luz, móviles, radio, lo que aumenta la zozobra preguntándonos cómo estará el resto de la familia… En fin, ¡ojalá nunca debas vivirlo, Note!
      🤗🤗🤗😘😘😘

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s