Insomne

night-927168_960_720

Cada noche, en cuanto el sueño la vencía se metía en la cama;  pero no alcanzaba a dormirse: volvían las imágenes de situaciones insolubles que la inquietaban y la angustia la recorría lo mismo que sangre por las venas. Desgastada e insomne se arropaba junto a la ventana decidida a contar estrellas por millones. Amodorrada, fría, vencida, la luz del amanecer en sus ojeras vanamente anidaba.

Esta es mi participación de abril en el Reto cinco líneas del blog de Adella Brac

Palabras a incluir esta vez: sueño, millones y cada.