Siempre habrá

espigas

Como en todo lugar, siempre habrá alguien intentando sobresalir sin importarle cómo, y usando cualquier medio o forma para conseguirlo; pero no son los únicos casos. También siempre habrá alguien obteniendo ese lugar destacado gracias a sus méritos y capacidades, sin necesidad de ir dejando heridos por el camino. En todo caso, fue lo primero que me vino a la cabeza, cuando al salir me sorprendieron esas espigas tan altas destacando entre el verde trigal junto a mi casa.

41 comentarios en “Siempre habrá

    1. No más mirar, las encumbradas espigas llamaron mi atención, e inmediatamente pensé: «siempre hay alguien intentando sobresalir del montón».
      Sí, Ana, en lo habitual y sencillo, dependiendo de la atención que le prestemos, hasta versos escondidos podemos encontrar.
      ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  1. Lo que nos rodea, las cosas más sencillas, la naturaleza que siempre nos habla tan directa o indirectamente… Has sabido ver y comparar y sobre todo captar la imagen preciosa de ese contraste para unirlo a tus palabras precisas y verdaderas.. Muchas gracias, Sari, Y qué hermosas y granadas espigas… Mi abrazo.grande. Deseo que estén bien por alla.

    Le gusta a 2 personas

    1. ¡Querida Julie! Sé que convives con la naturaleza y sus maravillosos pequeños grandes detalles, que luego se convierten en exquisitos poemas. Solo he escrito unas líneas ante la diferencia y donosura (agradezco a mi vecino que me permite apreciar muy de cerca toda la evolución del trigal).
      Aquí, haciéndole el quite a los contagios con cuarentena total y expectantes ante la proximidad de vivir el lunes 14, la experiencia de ver un eclipse total de sol, en mi región. Hemos tenido días claros y despejados, sin embargo pronostican que en ese día no estará así. En fin, como sea, lo disfrutaremos igual. Ya te escribiré para contarte más.
      ¡Un abrazo grande!

      Le gusta a 2 personas

  2. La naturaleza ha sido muy generosa con Chile porque se encuentra paisajes de ensoñación. Lastima que con acciones dispersas la queremos dañar sin pensar en el dañó que se le hace.
    La foto está estupenda y demuestra que va de acuerdo a lo que escribes. Buen descanso este feriado. Oportunidad para seguir disfrutando de ese verdor.

    Le gusta a 2 personas

    1. ¡Hola Manuel! Es muy cierto lo que dices sobre los paisajes de Chile; esto gracias a nuestra ubicación y forma geográfica, ya que al ser una «larga y angosta faja de tierra» (así nos la definían desde pequeños), poseemos diferentes climas, dando lugar a muy diversos entornos. Yo estoy al comienzo de la zona sur y aquí podemos notar cada una de las cuatro estaciones sin llegar a sentir extremos de calor ni de frío. El trigo, la avena, el raps, la remolacha, son cultivos comunes. Y están por aquí muy cerca para disfrutarlos, porque yo tengo un pequeño espacio, tampoco sé nada de agricultura ni de criar animales, así es que respiro el aire puro, la paz, armonía y a todo el conjunto de seres habitantes de la naturaleza., porque llenan de dicha mi corazón. ¡Gracias por tu lindo comentario, amigo de letras, que sigas bien de salud para poder continuar leyendo esos hermosos versos plenos de intensidad y amor, que emanan de tu pluma!
      ¡Un abrazo!

      Le gusta a 2 personas

    1. Creo lo mismo: a las otras espigas no les molesta verlas tan altas; quizás presienten que al cabo de un tiempo estarán luciéndose tanto o más elevadas y hermosas. La naturaleza es sabia; los humanos somos los complicados.
      ¡Gracias Paloma por comentar, un fuerte abrazo para ti!

      Le gusta a 2 personas

  3. Ángel

    Sari, no se, si fue un rey o un cesar, al que preguntaron por la paz y la tranquilidad de su gobierno y mientras paseaba por el trigal cortaba una a una todas las espigas que destacaban. Se fue sin contestar a la pregunta o ¿no?
    Que guapo el campo en primavera, disfrútalo.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Por lo que me dices, con su acción respondió claramente la pregunta cortando cabezas para mantener la uniformidad. Seguro se felicitaba de sus tácticas. ¡Muy buena acotación a la entrada, Ángel, gracias!
      Poder observar el campo en primavera hincha el corazón de felicidad. Yo recorro un par de kilómetros para ir a una frutería (en la ciudad estamos en cuarentena y debo solicitar un permiso para ir), y durante el breve trayecto me solazo con la presencia de los volcanes nevados (Llaima y Villarrica), el verdor de los sembrados, el colorido de los rosales floridos adornando los cercos, y respirando la brisa fresca y pura, a raudales.
      ¡Un abrazo de primavera!

      Me gusta

      1. La naturaleza se las sabe todas. Y cuánto nos cuesta observarla con los ojos necesarios…
        Me parece un buen aprendizaje: no todo el que sobresale lo hace por haber empequeñecido a los demás. Aunque siempre habrá quien, una vez en lo alto como esas espigas, se sientan los dueños del sol. Que se cuiden de olvidarse de sus raíces… 😉
        Un abrazo, Sari.

        Le gusta a 1 persona

    1. ¡Qué malula eres, Luna! Pero sigue siendo así, con ese corazón de niña traviesa se vuelve más llevadera la vida y sus problemillas. Recuerdo haber restregado luciérnagas en nuestras ropas cuando éramos pequeñas… ¡Pobrecitas…cuán crueles fuimos!
      ¡Un abrazo grande!

      Le gusta a 2 personas

    1. Estoy muy de acuerdo contigo, Davinia. Creo que el propósito de nuestro existir es la felicidad y nuestras acciones están encaminadas a conseguirla. Aunque no siempre acertemos debemos aceptarlo y continuar, eso justamente es hacer camino al andar, como bien lo dices.
      Agradezco mucho tu visita y comentario.
      ¡Un abrazo desde Chile!

      Me gusta

    1. Sí Elia, un hermoso trigal que está junto al camino de ingreso a mi casa y cuyo proceso de cultivo he podido apreciar desde el inicio.
      Te he extrañado en las redes blogueras; de seguro algo muy importante atrapa tu tiempo y atención.
      ¡Que estés muy bien!
      ¡Un abrazo grande!

      Me gusta

  4. Como dices se puede destacar sobre el resto honestamente por estatura o conocimientos, de los que se aprovechan de los demás de la forma que sea no me voy a hacer eco, a esos que los den. Las espigas de tu foto está claro que las ficharan para la NBA 😂
    Saludos y Salud Saricarmen 🖐

    Le gusta a 1 persona

        1. No tengo idea de qué tipo serán; pero ahora que tengo la oportunidad de observar el proceso de cultivo me doy cuenta que es complejo; no dejan la semilla y esperan la cosecha. Desde antes preparan la tierra añadiendo productos matamalezas; después ya brotadas las plantas van agregando otras sustancias (químicos quizás), como en cuatro oportunidades. Finalmente, nada es tan natural como uno se lo imagina al mirar el sembrado.
          ¡Saludos!

          Le gusta a 1 persona

          1. Lo que ahora comemos poco tiene que ver con lo de antes. En la fruta se nota mucho y en los tomates parece que pagas más su aspecto que la textura y el sabor, del aroma no te cuento que casi no tienen olor.
            Para procesos industriales como biodiésel si entendería alterar los frutos, pero para consumo humano soy más reacio.
            Todavía se puede encontrar algo ecológico y merece pagar la diferencia solo por el sabor.
            Aquí hasta la harina del pan la blanquean y el pan en sí mismo a las 24h puedes usarlo de garrote de como se queda. 🖐

            Le gusta a 1 persona

          2. Lo mismo sucede aquí con la fruta: frutillas, tomates, cerezas, etc. Hermosas y grandes pero sin el exquisito aroma ni sabor. Lo que dices del pan me da mucha risa… Y antes, las mamás no hacían pan todos los días, pero podíamos comerlo sin dañarnos los dientes.

            Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s