Sola no estaba

Su alegría y ánimo se vinieron al suelo: el resultado del test la obligó a olvidar sus anheladas vacaciones. Bebió una limonada y se tumbó en la mecedora del balcón. La despertó una ráfaga de aire frío y la sensación de un gran beso húmedo. Ya no quedaba luz del día. Un cuerpo peludo saltó sobre su falda agitando la cola  y lengüeteando su cara. Sonrió. Sola no estaba.

Es mi participación en el https://surcaletras.com/reto-de-escritura-5-lineas-febrero-2022/

Palabras a incluir en febrero: luz, suelo y beso.

Imagen tomada de internet.

A merced

Los días siguen yéndose como hojas de otoño a merced del viento. Me dejo llevar, siento que la vida es una embarcación pero ya no tengo los mismos deseos de remar. Sigo agradecida por cada soplo de aire inspirado, por las grandes y pequeñas maravillas de la naturaleza, por las situaciones inesperadas que muchas veces aceleran el viaje o paralizan o dejan en pausa, regalando horas para pensar. Y me sorprende mucho todo lo que veo, me esfuerzo y logro asirme a la vertiginosa red socio comunicativa actual. Cambios y más cambios, nunca terminarán, siempre se querrá más y mejor. Sin embargo seguimos siendo personas formando parte de un todo maravilloso, único, exacto e inigualable, cuyo origen y poderoso sustento es el amor. No me refiero al sentimiento circunscrito a dos personas, sino al amor que nos induce al respeto hacia otros, a la naturaleza, a todo lo que existe, porque somos uno más. Si pudiésemos llegar a lograr convertirnos en amor, creo que saborearíamos la felicidad.

Amigos, llevo mucho sin asomarme al blog por distintas circunstancias. Por supuesto, hubiese querido que no fuere así, pues este espacio esponja mi alma (¿no será necesidad del mezquino ego?). Pero bueno, hoy he podido estar. ¿Cuándo más? No lo sé.

¡Un enorme y afectuoso abrazo para todos!