Eterna compañía

 La caja de música era su deliciosa golosina soporífera mientras la bella princesa bailaba sin cesar. Como nacidas al unísono estuvieron siempre juntas. Ahora, cuando sentía que la vida se le escapaba y de joven nada tenía, su compañía era imprescindible. La cogió con sus dedos temblorosos para posarla en su regazo deseando dormirse sin volver a despertar.

Esta es mi participación en https://adellabrac.es/reto-5-lineas/ de abril.

Palabras a incluir: joven, princesa y música.