Tiempo mágico y preciso

liquenes-en-la-rama-de-c3a1rbol-65519398

Hoy he amanecido como árbol ornado por líquenes, tibiamente abrigada; cubierta de suaves vellones esponjados por el amor dulce e ingenuo de mi nieto amado. De sus miradas, de sus risas, de su tierna vocecilla, cual semillas diseminadas por el viento, he quedado tapizada. Y esta cubierta se pega a mi piel delgada para acompañarme en el lento caminar de las horas de cada día, en cada semana, cuando sólo me acompañan los recuerdos de su estada.

Su visita se convierte en el tiempo mágico y preciso para juntos explorar el verde universo del entorno; para detenernos junto a los árboles a oír la algarabía de hojas sacudidas por el viento, y a él le parece una lluvia de gotas invisibles; cuando recorremos los senderos admirando flores, colores, aromas y formas; cuando curiosos observamos a las pequeñas golondrinas hendiendo el aire y él siente que son bondadosas comiendo los mosquitos que podrían picarlo; cuando desafiamos el silencio y nuestras voces nos las devuelve el eco; cuando corremos sintiendo los besos del aire en las mejillas; cuando tendidos sobre el césped observamos las nubes viajeras oyendo el trino de los pajarillos escondidos en el follaje; y así se va el tiempo sin notarlo, sabiendo siempre a poco.

Así, ahora, el tedio resbala, cae sin oírlo. Su ausencia y los recuerdos, me dejan animada. Una dulce energía recorre mis venas como alegre música que me impulsa a caminar, a cantar y me tiñe de color el alma.

Mi alacena, de mieles, una vez más ha quedado rebosada. (noviembre de 2014)

Este texto está dedicado a Diego, mi «Carita de pregunta». Ya ven, que cada uno de mis nietos ha despertado dulces sentimientos en mí. Lo publico para que no piensen que sólo amo a Alma.

24 comentarios en “Tiempo mágico y preciso

    1. Se confabula el paisaje con la inocencia de su mirada. Ya ha crecido y está más analítico. ¿Sabes qué regalo me hizo este finde? Decirme que si se murieran sus papis, querría vivir con nosotros… ¡Liindo! Me emocionó.
      ¡Gracias Julie, me encanta lo que me dices!
      ¡Un fuerte abrazo! 😊 😊 😊

      Le gusta a 1 persona

    1. Con cuatro hijos podría tener más nietos, Lidia; pero ahora son más cautos; primero piensan y sacan muchas cuentas. Diego y Alma han estado siempre cerca. Lamentablemente, mi nieta mayor vive muy lejos y la veo poco; pero me sirvió para crearle cuentos, que luego grababa y enviaba a través de WhatsApp. Pronto cumplirá diez años y está en otra… Una tal Katy Perry vino a ocupar el lugar de los cuentos…
      ¡Un abrazo grande, Lidia!

      Le gusta a 1 persona

  1. Es precioso, sari. Cada vez que leo uno de tus textos no puedo dejar de mirar al pequeñín que tengo aquí a mi lado, aporreando un ordenador que nunca funcionó bien, en un intento de hacer lo mismo que su abuela, y me resulta imposible no sonreír. Y entonces pienso en ti, en que las grandes distancias te impiden disfrutar de tus niños tanto como quisieras, y en esas emociones que te hacen escribir unos texto tan bellos. Un beso muy grande.

    Le gusta a 2 personas

    1. Un buen tiempo ha transcurrido y ahora ha dejado de explorar; sólo disfruta del gran espacio y ¡a jugar se ha dicho!
      Contrasta lo blanco de tu paisaje con el amarillo que aquí señorea, luego de atrapar la calidez del sol estival. Pronto habrá ruido y alboroto de cosechas.
      ¡Gracias por tu visita, Marisa! ¡Besos! 😘 😘 😘 😘 😘

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s